17/9/2014

16/9/2014

La sociedad europea del siglo XVIII.

En la Europa del XVIII pervivían las relaciones sociales, políticas y económicas típicas de lo que se ha venido a llamar Antiguo Régimen.
  Esta sociedad antigua se regía por una separación social por estamentos claramente diferenciados: el privilegiado y el no-privilegiado. 

  El primer estamento (nobleza y clero) era cuantitativamente muy minoritario, pero a pesar de ello sus integrantes eran los que se encargaban de las labores de gobierno. Además, como su nombre indica, gozaban de amplios privilegios que iremos viendo en clase.
  El segundo estamento era, con diferencia, el más numeroso. Lo formaban todo aquel que no tuviese un título nobiliario ni perteneciese al clero: artesanos, campesinos, clases marginales y burgueses, un nuevo tipo de ciudadano de clase media-alta que iría prosperando económicamente gracias sobre todo al desarrollo del comercio, e irá adquiriendo cada vez más importancia gracias a su dinero.  Sobre este estamento, el tercer estado o estado llano, él recaía la responsabilidad del trabajo y de hacerse cargo de alimentar las arcas reales.

  Veamos cómo se traducían las diferencias sociales en esta época a través de dos fragmentos de películas recientes.


4/9/2014

Comienza el curso 2014-15




Venga, que no es para tanto!!